Personal del Hospital 4 de Junio denuncian que el agua está contaminada y que no hay insumos

Aseguran que en el Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, el agua se encuentra contaminada hasta en el mismo quirófano, la consumen los pacientes, aún los postquirúrgicos, tiene olor a materia fecal y sumada a la falta de sábanas y frazadas, algunos pacientes  terminan sobre el colchón pelado. Además, aseguran que no hay insumos, que no tienen materiales para hacer las radiografías y ni siquiera remedios en la guardia.

“Es una vergüenza que trabajemos así (dicen los profesionales de la salud) no podemos ni lavarnos las manos, hace mucho tiempo que sale esta agua podrida y nadie hace nada,  los gobiernos y los directivos que pasaron, ninguno dio ninguna solución. Es por eso es que se infectan tanto los pacientes post quirúrgicos, porque previo a la cirugía, se los baña con agua sucia”, describen los audios.

El personal de enfermería y médico  se lava las manos con solución fisiológica diariamente, “no tenemos agua corriente, sale pero agua sucia” y “ponemos en riesgo peor a los pacientes” argumentan.

En todo el mundo, actualmente, miles de personas mueren por día a causa de infecciones contraídas mientras reciben atención sanitaria. La higiene de manos, tanto para cualquier profesional de la salud como para cualquiera de todos nosotros, demanda 30 segundos si hablamos de alcohol en gel y unos 60 segundos si se trata de agua y jabón. Un hecho tan simple como este, aplicado en forma constante

y disciplinada, salva vidas.

Las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes durante la atención sanitaria y su higiene es la medida más importante para evitar y prevenir la transmisión de gérmenes perjudiciales y las infecciones asociadas a la atención sanitaria. «No realizar la higiene de manos en todos los momentos definidos con calidades estándares representa un error médico»

Las complicaciones que se buscan evitar con una adecuada higiene de manos de médicos, enfermeros y todo profesional de la salud que circula en las unidades de cuidado intensivo pediátricos (UCIP) son las infecciones hospitalarias predominantes, como ser, las bacteriemias (BACT) asociadas a catéteres venosos centrales (CVC). Además, otro punto a tener en cuenta, es que estas infecciones prolongan entre 7 a 14 días el promedio de internación de un paciente y elevan el costo sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.