Misterio en Salta: un joven murió degollado y su padre responsabiliza a la policía

Los oficiales que lo perseguían sostienen que se autolesionó con una botella cortada.

Durante la madrugada de este lunes, una misteriosa muerte ocurrió en la localidad salteña de Salvador Mazza. Stéfano Alexis Barrios, de 28 años, era perseguido por dos agentes policiales y murió degollado. Los oficiales aseguran que se autolesionó, pero el padre de la víctima los culpa de asesinato.

El hecho ocurrió alrededor de las 5.30 en la calle Joaquín Castellanos, a metros de la delegación de Gendarmería Nacional. El joven trabajaba en la pescadería familiar y tenía tres hijos, de 11, 6 y 5 años.

Según explicó Jorge Porfirio Barrios, papá de Stéfano, la versión que sostiene la policía no tiene ningún sentido y está llena de contradicciones. Principalmente, porque le dijeron que su hijo “los enfrentó después de herirse y hasta les dijo no sé qué cosas”, pero la herida, de 25 centímetros de longitud y una significativa profundidad, hace imposible que eso haya sucedido.

“Es brutal, profunda, de más de 25 centímetros de extensión, seccionó todo el cuello, imposible que haya enfrentado a la policía y menos que haya hablado, pedido ayuda o lo que fuere, porque la lesión de solo verla es espantosa”, detalló Jorge en diálogo con El Tribuno.

Respecto del comienzo de la persecución, contó: “La policía me explicó que mi hijo caminaba con una botella en la mano. Que esa actitud sospechosa hizo que la patrulla lo corriera por varias cuadras”, contó Jorge en diálogo con El Tribuno.

Además, dijo que los efectivos afirman que el joven rompió la botella y se infligió el corte por sí solo, por lo que se desmayó y, al llegar al hospital local a donde fue trasl

adado, murió.

“Para mí me lo mataron”, arremetió, y explicó que esa misma tarde, su hijo había estado planeando con su novia un viaje para las próximas horas.

“Me dejaron solo, sin saber qué hacer, tuve que contratar un abogado para que me asista en estos momentos y seguramente vamos a estar presentes durante la autopsia para evitar que nos dibujen algo que sabemos no ocurrió”, añadió.

Para finalizar, adelantó que irá “hasta las últimas consecuencias”, porque considera que “fue un homicidio” y que “mataron” a su hijo.

El informe policial
Entre las primeras medidas ordenadas por el fiscal Gonzalo Ariel Vega, personal de Criminalística realizó las pericias de rigor en barrio Pueblo Nuevo, desde donde fue trasladado Stéfano Barrios al hospital, todavía con vida, según esa versión.

Testimonios recogidos

por la policía indicaron que el joven habría tenido consumo de sustancias e intentó escapar cuando vio al personal policial.

De acuerdo a declaraciones, Barrios tropezó durante la persecución, rompió la botella y se habría autolesionado. Esa versión de los hechos es negada por la familia del malogrado joven. Anoche vecinos dijeron que el chico se cansó de pedir ayuda. Ocurrió a 10 metros del Escuadrón 60 de Gendarmería.

Salvador Mazza se encuentra a unos 400 kilómetros al norte de la Ciudad de Salta.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *