Los mellizos africanos siguen preguntando cuando van a ir a buscarlos

Los niños siguen a la deriva. “Los chicos piensan que es un juego” contaron las autoridades que se hicieron cargo de la situación.

La dramática historia de los mellizos africanos abandonados en una comisaría de Bahía Blanca por sus padres adoptivos tuvo un nuevo capítulo. Lamentablemente, su sufrimiento no terminó. “Los nenes piensan que es un juego y preguntan cuándo vuelven a buscarlos”, contaron las autoridades.

“Un bolsito y la documentación” fue lo único que les dejaron en la Comisaría de la Mujer y la Familia cuando los llevaron desde San Martín de los Andes. Desde ese momento, los pibes solamente tienen un deseo: que la que se había convertido en su familia vuelva a recogerlos.

Según trascendió, los chicos “se encuentran en buen estado de salud”, contenidos en un “espacio de alternativa familiar” en un hogar municipal. Sin embargo, hasta el momento no se dieron cuenta de su nueva realidad. En ese sentido, la licenciada en Trabajo Social Letizia Tamborindeguy, quien denunció el abandono ante la Justicia, afirmó que los hermanitos “quizás interpretaron que se trataba de un juego y que después los iban a volver a buscar”.

“Tienen 6 años, es difícil que registren una situación de abandono. Ellos están muy bien en el hogar, pero siguen preguntando cuándo los van a venir a buscar”, agregó.Mientras tanto, más de 500 personas ya se comunicaron con las autoridades para tratar de ayudar a los mellizos africanos y hasta muchos se ofrecieron para adoptarlos.<

/strong>

Pese a estas muestras de apoyo, Tamborindeguy aclaró que toda la situación les generó “un sabor muy amargo”.Entiendo que al haber una investigación no puede ser posible que los padres ahora se arrepientan, no se pueden seguir vulnerando derechos”, dijo y agregó: “Con chicos que vienen de otro país, con otra historia, es mucho más difícil. Esto no puede pasar, uno entiende que hay gente que quiere tener una familia, pero no puede ser a costa de cualquier cosa”.

La causa está a cargo del fiscal Marcelo Romero, quien investiga si el matrimonio realizó la adopción de forma legal o si cometió un fraude a la Ley de Migraciones. A esto se suma la postura de los denunciantes, que afirman que lo que hicieron constituye un caso de maltrato infantil.

Crueldad

De acuerdo con el relato de Tamborindeguy, el padre adoptivo llevó a los pibes a la comisaría el 17 de este mes. “Dijo que no podía sobrellevar la vida familiar, que tenía dificultades en la vinculación de los niños, lo cual se incrementó por el aislamiento“, detalló. “Él era determinante en su postura, de hecho lo dejó por escrito“, dijo y agregó que tenían&nb

sp;“problemas de convivencia, dificultades para poner límites porque había algunas costumbres totalmente diferentes, cosas que vienen arraigadas culturalmente y que ellos no pudieron sobrellevar”.

“Vimos enseguida que había falta de documentación, datos que no estaban del todo claros, no hay fecha de ingreso al país, son todas cosas que nos hicieron mucho ruido”, concluyó.

Fuente CRONICA

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *