Lionel Messi: “Amo el fútbol. Tengo la misma ilusión y las mismas ganas que cuando era un nene”

Fue presentado como nuevo jugador del equipo francés tras estar 21 años en el Barcelona. “Es un día histórico para el club y para el mundo del fútbol”, dijo el presidente Nasser Al-Khelaifi.

Lionel Messi está relajado. Feliz de estar en París y contento de llegar a un vestuario unido. En la conferencia de prensa era otro Messi: no había lágrimas ni tensión. Todo era como un gran entendimiento, con el presidente del París Saint Germain y con la prensa, que colmó la sala de conferencia del Parque de los Príncipes, donde fue presentado como nuevo jugador del PSG.

No estaban ya las lágrimas con las que cerró su etapa de 21 años en Barcelona. Habló sin bronca pero sí con una gran nostalgia de la que insistió que es su casa. Pero también con esperanza hacia el futuro, porque conoce al vestuario y porque ya quiere salir a jugar, aunque no le puso fecha al debut.

Ocho minutos después de lo pactado, y mientras afuera una multitud llevaba horas vibrando en el ingreso del Parque de los Príncipes, el rosarino apareció en la sala de conferencias del estadio del PSG con su esposa Antonela, vestida con top y pantalón blancos y un saco azul eléctrico, y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro, que lucieron ya el equipo completo del PSG con el dorsal de su padre.

“Estoy muy contento y orgulloso de presentar hoy a Leo Messi como jugador del PSG. Es un día histórico para el club y para el mundo del fútbol”, comenzó en inglés Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, el único que lo acompañó en la mesa del salón colmado de periodistas y reporteros gráficos, mientras Leo escuchaba la traducción en los auriculares.

“Agradezco las palabras del presidente. Estoy muy feliz. Todos saben qu mi salida del Barcelona fue muy duro porque son muchos años y es difícil el cambio después de tanto tiempo. Pero no más llegar acá, la felicidad es enorme, estoy muy ilusionado con empezar ya a entrenar. Estoy disfrutándolo muchísimo desde que llegué. No aguanto más las ganas de encontrarme con mis compañeros y el cuerpo técnico para empezar esta nueva etapa”, subrayó Leo. “No voy a estar en ningun lugar mejor que acá“, sumó después.

La expectativa en la alfombra roja del Parque de Los Príncipes. Foto EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

La expectativa en la alfombra roja del Parque de Los Príncipes. Foto EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

El argentino fundamentó su decisión en que el PSG es “un club ambicioso” y explicó que tanto el cuerpo técnico comandado por Mauricio Pochettino como el plantel tuvieron incidencia en su llegada a Francia.

Influyó y mucho el vestuario y el cuerpo técnico. Lo primero que hicimos fue hablar con Pochettino, porque tengo una relación y lo conozco de hace muchísimo tiempo, y ser argentinos facilita las cosas también. Hablamos y estuvo todo muy bien desde el principio. El cuerpo técnico y el plantel que tiene el París hizo mucho para que eligiera este club”, explicó.

Sobre sus compañeros, entre los que está su amigo Neymar, agregó: “Tengo gente amiga y conocida. El vestuario fue una de las razones: Ney, Di María, Paredes. Hizo mucho conocerlos para elegir este lugar. Mirando la plantilla uno se ilusiona y ve que tiene muchísimas chances de conseguir el objetivo que uno quiere. Ya buscábamos el mismo objetivo antes, ojalá ahora juntos seamos más fuertes”.

“Es una felicidad enorme y una locura vivir el día a día con esta plantilla que tiene grandes figuras y ha hecho fichajes espectaculares. Tengo mucha ilusión para empezar a competir porque lo voy a hacer con los mejores. Es hermoso disfrutar de todo eso”, resaltó.

Pese a que algunos señalaban que podía debutar este sábado, contra el Racing de Estrasburgo en el Parque de los Príncipes, Leo optó por no hablar de fechas. “No sé cuándo jugaré. Vengo de unas vacaciones y más de un mes parado. Ayer recién vi al técnico y su cuerpo técnico. Seguramente tendré que hacer una pretemporada solo. Ojalá sea lo antes posible porque quiero jugar.​Pero no puedo decir una fecha, dependerá de cuándo el cuerpo técnico decida que sea el momento y ahí estaré con muchas ganas”, contó.

Messi insistió en que llega “a un equipo que prácticamente está hecho”. “Yo vengo a ayudar, a intentar dar el máximo, vengo con muchísima ilusión y más ganas que nunca. Mi objetivo es volver a levantar otra Champions y creo que caí al lugar ideal para tener más chances y poder conseguirlo”, confesó.

“No es fácil ganar la Champions. A veces podés tener el mejor equipo del mundo y no ganar. Sabemos lo difícil que es, el París también lo sabe, teniendo un equipazo estuvo muy cerquita pero no la pudo conseguir. No sé qué hace falta, pero hay que tener un grupo unido y fuerte, como creo que es este vestuario por lo que se ve de afuera. Y después hay que tener un poquito de suerte en el fútbol. No siempre gana el mejor, ha pasado que los mejores equipos del mundo no la ganaron, es una competición especial y eso lo hace tan linda y que todo el mundo la quiera”, reforzó sobre la Orejona.

Lionel Messi con su nueva camiseta en su nuevo club. Foto AP Photo/Francois Mori

Lionel Messi con su nueva camiseta en su nuevo club. Foto AP Photo/Francois Mori

En cuatro días en los que pasó del llanto del domingo en su despedida a esta felicidad en su nueva hogar, Leo concluyó: “Todo lo que me pasó en esta última semana fue duro por un lado y rápido y emocionante al mismo tiempo, sin dejar atrás todo lo que pasé, porque eso no se deja atrás de un día para el otro. Es una nueva etapa en lo deportivo y en lo familiar. Toda esta semana me tocó pasar por esos sentimientos y lo fuimos asimilando de a poquito como podía cada uno. Antes de irme sin saber adonde, le dije al aficionado del Barcelona que siempre iba a estar agradecido porque esa es mi casa”.

A las 11.57, minutos antes del mediodía francés, Messi entró al campo de juego del Parque de los Príncipes. Con los periodistas y reporteros gráficos agolpados en un box, el rosarino volvió a pisar la cancha en la que comenzará a tirar gambetas una y otra vez. Posó con un grupo de chicos, todos vestidos con la indumentaria del PSG, y más tarde, con el cartel “Bienvenido Leo Messi” por detrás y con una sonrisa de oreja a oreja, volvió a posar con su nueva camiseta, la 30, ese número que supo usar cuando daba sus primeros pasos en Barcelona. A las 12, el argentino volvió a recorrer lo

s pasillos del estadio acompañado por el dueño del club y con Antonela, Thiago, Ciro y Mateo como fieles escuderos.

La multitud parisina feliz con Messi. Foto REUTERS/Yves Herman

La multitud parisina feliz con Messi. Foto REUTERS/Yves Herman

Habían pasado tres minutos del mediodía parisino y Messi salió a saludar a los fanáticos desde un pequeño estrado montado sobre el final de la alfombra roja que habían colocado en la tarde del martes. Miles de personas, como si tratara del festejo de un campeonato, gritaron con fervor y vivaron a su nuevo ídolo. Le consultó a un colaborador y arrojó la camiseta que tenía en su mano como ofrenda. Chocó puños con algún fanático y volvió a entrar al estadio por la Puerta L. Con bengalas con humo blanco, rojo y azul, la multitud se quedó con ganas de más Leó, como le dicen ya en París.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *