Italia ofrece llevar a los migrantes del Open Arms a España pero exige retirada de bandera al barco

El gobierno italiano ofreció hoy trasladar hasta un puerto español al casi centenar de migrantes que siguen a bordo del barco de la ONG española Pro Activa Open Arms, fondeando frente a la costa de la sureña isla italiana de Lampedusa, pero exige que España retire la bandera al buque para que no vuelva a navegar.
La propuesta italiana, imposible de aceptar para la ONG, llega en un momento de máxima tensión a bordo del buque, que tras 19 días de angustiante espera está sufriendo un goteo constante de migrantes que saltan al mar en un intento desesperado de llevar a la costa a nado.
Cinco migrantes de la última docena que esta mañana se lanzaron por la borda fueron rescatados por los guardacostas italianos y llevados al puerto de Lampedusa, informó la ONG a través de las redes sociales.
“A bordo la situación está al límite”, alertan los rescatistas tras el último incidente y luego de que la pasada noche hayan sido evacuados nueve personas del barco.
En medio de la crisis abierta por la resistencia de Italia a permitir el desembarco de los migrantes del Open Arms, el ministro de Transporte italiano, Danilo Toninelli, del Movimiento 5 Estrellas, dijo en Twitter que estaba dispuesto a que la Guardia costera italiana llevara a los migrantes a un puerto ibérico.
No obstante, puso como condición que “España de un paso adelante e inmediatamente quite su bandera del barco de la ONG”.
La retirada de la bandera supondría que el emblemático Open Arms, que lleva salvadas casi 60.000 vidas en el mar desde 2015, no pueda volver a navegar.
Tonelli recordó que este era “un paso más”, ya que Italia se había ofrecido previamente a “acompañar” al Open Arms hasta un puerto español, ofreciendo asistencia técnica, y que la ONG se había negado, “con una actitud que hace sospechar que hay mala fe de su parte”.
Por su parte, el premier y ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini, se declaró “orgulloso” de la política de puertos cerrados a migrantes y refugiados, de corte xenófobo, que lleva adelante con la complicidad de la Unión Europea (UE).
“La línea de firmeza es la única manera de evitar que Italia vuelva a ser el campo de refugiados de Europa, como queda demostrado en estas horas con el barco de la ONG española de los supuestos enfermos y los supuestos menores”, escribió en Twitter. “Y estoy convencido de que esta es la opinión de la mayoría de los italianos”, añadió.
Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.