Cipolini encabezó el acto donde más de 1700 alumnos prometieron lealtad a la Bandera

Bajo un cielo celeste y un sol brillante, 1760 alumnos de 32 establecimientos educativos realizaron su promesa de lealtad a Bandera en Sáenz Peña.

El acto encabezado por el intendente Gerardo Cipolini se realizó en la esquina de calle San Martín (12) y Pellegrini (7), y contó con la presencia del presidente del Concejo Deliberantes Pedro Egea, el secretario de Gobierno, Bruno Cipolini, diputados provinciales, concejales, autoridades de la Regional Educativa VII, autoridades policiales, funcionarios municipales, docentes y público en general.

Como todos los años, se concretó este jueves el acto  por un nuevo aniversario del fallecimiento del general Manuel Belgrano. En una mañana que se presentó con un agradable clima en la ciudad, miles de niños de cuarto grado de Escuelas primaria, cumplieron con la ceremonia más importante de su condición de argentinos, como fue la promesa de lealtad.

Luego de entonadas las estrofas del Himno Nacional y provincial, siguieron las palabras del Padre Danilo Aranda, quien bendijo las banderas y a los niños que realizaron la promesa.

Ante un marco importe de público, la Supervisora del Nivel Inicial de la Regional Educativa VII Gladis Abbá, fue la encargada de la tradicional ceremonia de toma de promesa a de niños de cuarto grado.

“Alumnos: prometen honrar la Bandera y que no se amortigüe jamás en vuestras almas  el generoso sentimiento de amor a la patria, prometéis hacer todo lo que esté a la medida de vuestras fuerzas para que la Bandera Argentina flamee por siempre”, preguntó Abbá.

A lo que a viva voz los chicos respondieron: “¡Si prometo!”,  y  flamearon sus banderas celeste y blanca.

El presidente del Concejo Deliberante, Pedro Egea hizo uso de la palabra  y se refirió a Belgrano como “el hombre valiente que puso su amor a la patria por encima de los intereses personales, desafió toda autoridad creando la Bandera, viendo la necesidad de diferenciar a nuestras tropas de las realistas que intentábamos expulsar”.

Mencionó que la Bandera fue enarbolada por primera vez el 27 de febrero de 1812 junto al Río Paraná donde los soldados prometieron protegerla y honrarla con la propia vida.

“Estos jóvenes que hoy prometen lealtad al ba

ndera no lo hacen frente a un clima de guerra, ni necesitan derramar su sangre para defenderla, pero tienen un gran desafío por delante  que es convertirse en hombres y mujeres honestos dispuestos a construir una nación que nos incluya a todos. Los adultos debemos acompañarlos, protegerlos  y enseñarles el amor a la patria con nuestro ejemplo, apoyándolos para que logren todas sus metas”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.