Argentina le ganó a Chile y quedó tercero en la Copa América

Tras el golpe que significó la derrota frente a Brasil, Argentina superó a Chile 2 a 1 en el Arena Corinthians de la ciudad de San Pablo y se quedó con el tercer puesto en la Copa América Brasil 2019.

Si bien no fue la pelea por el título, como en las ediciones de 2015 y 2016, Argentina tuvo su revancha frente a la Roja, su verdugo en aquellas finales.

En una buena primera etapa, en la que mostró lo mejor de su repertorio, el elenco “albiceleste” se puso en ventaja con goles de Sergio Agüero y Mauro Dybala, a los 11 y 21 minutos, respectivamente.

Cuando se jugaban 36 minutos de esa primera parte, el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar expulsó a los dos capitanes, Lionel Messi y Gary Medel, en una jugada polémica.

En esa acción, ambos se cruzaron al disputar una pelota sobre el fondo de la cancha en zona defensiva de Chile, Medel, que estuvo nervioso desde el inicio del partido, pecheó dos veces a la “Pulga” y amagó a pegarle un cabezazo, mientras que el argentino se mantuvo firme ante la provocación, sin replicarla. Sin embargo, Díaz de Vivar decidió mostrarles la tarjeta roja a los dos.

Ya en el segundo tiempo, el conjunto trasandino logró el descuento mediante un penal ejecutado por Arturo Vidal, a los 13 minutos, pena máxima que fue cobrada por Díaz de Vivar tras consultar el VAR.

Se trató de otra acción que dejó dudas, ya que la infracción, cometida por Giovani Lo Celso sobre Charles Aránguiz pareció ser afuera del área.

MESSI RECIBIÓ LA TARJETA ROJA

El capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, fue expulsado del partido con Chile por el tercer puesto de la Copa América Brasil 2019 debido a un enfrentamiento con el defensor Gary Medel, que también vio la tarjeta roja.

El árbitro paraguayo Mario Díaz Vivar expulsó a ambos capitanes a los 37 minutos del primer tiempo después de una jugada dividida, en el contexto de un partido que había tomado temperatura previamente por entradas fuertes y discusiones entre jugadores de uno y otro equipo.

Messi y Medel disputaron una pelota que terminó perdida por el fondo con reposición a favor del conjunto trasandino cuando el marcador estaba 2-0 para la “albiceleste”.

El “Pitbull” había ganado la posición y Messi, ya con la pelota afuera, le dio un leve empujón en la espalda. De inmediato, el defensor giró y se le fue encima al argentino, que se plantó firme en su lugar para no dejarse atropellar.

Medel, con vehemencia, cargó tres veces contra el astro, con pecho y hombro, y en la última atinó con tirarle un cabezazo cuando ambos había quedado con sus frentes pegadas y la mirada fija.

El argentino ya le había hecho un gancho en el cuello con su brazo izquierdo, pero sin ejercer la fuerza, cuando el árbitro llegó hasta el lugar y le mostró la tarjeta roja a los dos, en lo que pareció una decisión exagerada para con el futbolista de Barcelona.

Messi se mostró incrédulo con la determinación, buscó luego explicación con tranquilidad y finalmente se retiró de la cancha con decepción, mientras el público lo ovacionaba y reprobaba la decisión de Díaz Vivar.

La de hoy fue la segunda expulsión de Messi en su carrera después de la roja vista justo el día de su debut con el seleccionado argentino en un amistoso con Hungría, el 17 de agosto de 2005 en la ciudad de Budapest.

Fuente:
NA y Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.